Zure Alde, remamos juntos en tu misma dirección

Zure Alde, remamos juntos en tu misma dirección

¡Bienvenid@s a Zure Alde! Me gustaría empezar esta sección de nuestra web hablando de la idea que nos ha llevado a hacer este proyecto. Un modelo de negocio con el que queremos ofrecer y transmitir la confianza, la calidad y el buen hacer de nuestro equipo. Creemos firmemente que una persona que está a gusto y que trabaja contenta, dará lo mejor de si mismo a la hora de relacionarse y atender a otras personas. Cuando estamos cómodos y nos sentimos bien, la sinergia que se crea es brutal y las cosas salen por si solas, llegando lejos y alcanzando metas inimaginables. La clave está en remar juntos en la misma dirección.

Remar juntos en la misma dirección

Recuerdo un texto que escribió Arturo Pérez Reverte en ‘El Semanal’. El título del artículo era ‘Remando espero’ y desde que lo leí, haya por 1998, caló muy hondo en mi. El recorte es buenísimo y es un gran ejemplo de como deberían construirse las relaciones de cualquier organización, familia, cuadrilla de amigos… que quieran llegar a buen puerto.

Con permiso del señor Pérez Reverte voy a contar con mis palabras en que consistía la historia de aquel artículo.

Vamos a ponernos en situación: dos empresas de dos países, Villamás y Villaquién, deciden hacer una competición de traineras al estilo Oxford-Cambridge. Ambos equipos se entrenan duro durante todo el año y el día de la competición acuden a la línea de salida 12 remeros y 1 bogador con la trainera correspondiente. El árbitro da la salida y ambos equipos comienzan a remar. Pasados 30 minutos, los remeros de Villaquién traspasan la línea de meta.

Frustrados por la derrota, los empresarios de Villamás deciden reunirse, una semana después de la competición, y trazar una nueva estrategia para lograr la victoria el año siguiente. Entre las decisiones adoptadas consensúan modificar el equipo y enviar al campo de batalla a 10 remeros, un jefe de equipo para ordenarlos, un jefe de animación, a ver si con un poco de caña la cosa va mejor, y 1 bogador. Todo perfecto. Entrenan a tope y llega el día de la competición.

Villaquién acude con la misma trainera y la misma tripulación del año pasado y los de Villamás comienzan a bogar con su nuevo organigrama. Pero una vez más, fracasan en el intento y vuelven a casa con la derrota bajo el brazo.

Conmocionados, los empresarios de Villaquién vuelven a reunirse en busca de soluciones para lograr la victoria. Analizando los resultados de la última regata fichan para la siguiente competición a 8 remeros, un jefe de equipo, un jefe de animación, un psicólogo, un jefe deportivo y un bogador. Pero un año más, los bogadores de Villamás, fieles a su organigrama, se alzan con el título. Y así año tras año, pero cada vez con menos remeros en la trainera y más personal ‘accesorio’ en ella.

De este artículo extraje una conclusión muy clara: para llegar a buen puerto hay que trabajar en equipo. Por supuesto que tiene que haber un líder, pero uno que cohexione el equipo, que consiga que todos remen en una misma dirección porque el objetivo común tiene que ser llegar a la meta. A pesar del rango que ostente la persona hay que saber que todo el mundo aporta y que todos son necesarios para conseguir los objetivos propuestos. El saber ver y respetar estos pequeños detalles es lo que diferencia y consigue que el proyecto sea un éxito o un fracaso.

Personas cuidando personas

En Zure Alde, tenemos claro que apostamos por las personas. Todas, dentro de su condición, tienen un papel importante en nuestro proyecto. Nuestro trabajo simplemente es acompañarlas y alentarlas para que consigan ver todo su potencial. Somos sus sombras y estamos junto a ellas para darles ese empujón que necesitan para lograr sus objetivos en el día a día. Al fin y al cabo, todos somos remeros de una misma embarcación: el bienestar de las personas.
¿Remamos juntos?

 

 

Fotografía: Eneko Cagijas

Zure Alde, remamos juntos en tu misma dirección

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.